viernes, 31 de octubre de 2014

Etwas geht es nicht richtig / что-то не ладится / Algo no anda bien /




In fünf Monaten ist das ersten Mal in zwei Tagen, dass kein Besuch aus Deutschland beleg.


Это в первый раз в пять месяцев, два дня назад никакой квитанции не посещение России.


Es la primera vez en cinco meses que hace dos días no recibo ninguna visita de Alemania ni Rusia.








DIE GESCHICHTE PRESCOTT BUSH UND ADOLF HITLER





DAS ALLES IST DEUTSCHLAND (C) DIE PRINZEN

Schönes Lied





PAPA JUAN PABLO II VISITA A UNO DE LOS MÁS GRANDES ASESINOS DEL MUNDO

JUAN PABLO II Y PINOCHET: GRANDES AMIGOS




DISCURSO HITLER SOBRE SUS OBJETIVOS

Traducción Hans - Peter Firbas

Dirijo este discurso a todos los que creen en nuestro país y en el Reich. Si quieres ir siempre sólo es egoísmo. ¿Qué sería de ti en este mundo si tu salario y tus préstamos son lo único que consideras en esta sociedad y sólo te importan tus posesiones personales? Lo que tienes se lo debes a todos.

No me respondas que es una molestia hacer recolecciones y donaciones. Usted nunca ha conocido lo que es el hambre, sino sabría que tener hambre es una molestia. Leemos en el periódico que una mujer se ha suicidado junto a sus dos o tres hijos. Mis queridos compatriotas. Ellos no son malas personas. Esa decisión es muy difícil de tomar. La decisión que sí es fácil de tomar es entregar un par de monedas, más aún si sabes que otros han dado sus vidas por ti.

Los alemanes sólo podían enorgullecerse de su pasado, ya que del presente sólo podían avergonzarse. El Eintopf (olla común que se organizaba generalmente en invierno para alimentar a los pobres hambrientos) es ignorado por muchos. Hemos recolectado más de 30 millones de marcos. Ni siquiera sabes a cuantos millones de compatriotas les hemos dado comida caliente y a cuantos niños salvamos de morir de hambre. Ni siquiera eso comprendes.

Para esos alemanes les digo que gracias a ello podemos guiar nuevamente a nuestro pueblo. Millones de sus compatriotas estarían felices si sólo tuvieran ese plato de comida todos los días, cuando realimentan una sola vez al mes. A esos alemanes, que no contribuyen con su pueblo, son para mí los verdaderos pobres, mendigos, pobres mendigos que se aprovechan del trabajo común y son protegidos y defendidos por ellos.

Sin embargo no están dispuestos a sacrificarse. Vemos el colapso de clase tras clase. La clase media está desesperada. Ciento de miles de vidas en ruinas. Año tras año la situación es cada vez peor para decenas de miles de alemanes, que se van a la quiebra. La fila de desempleados se incrementa minuto a minuto.

Un millón, dos millones, tres millones, cuatro millones, cinco millones, seis millones, siete millones. Hoy tenemos más de ocho millones de desempleados. No sólo debemos de hablar de un pueblo de hermanos y hermanas, sino también de caminar junto a ellos, sin prejuicios. Debemos ayudar y ayudar una y otra vez.

Hoy me encuentro conectado con mi pueblo, para bien o para mal. No le decimos a los ricos por favor denles algo a los pobres. Les decimos ayúdense a sí mismos. Todos deben ayudar, sean ricos o pobres. Siempre hay que pensar que alguien está peor que nosotros. A ellos hay que ayudarlos, son nuestros compañeros del pueblo.

Espero que todos los alemanes con un sentimiento de decencia y el carácter de caminar junto a nosotros. ¿Cuánto tiempo puede durar más esto? Estoy convencido que debemos de actuar ahora, sino será demasiado tarde. He decidido el treinta de enero, con el apoyo de mi partido, que comenzó con siete miembros y ahora somos fuertes con doce millones para salvar a la patria y al pueblo alemán.

Así como yo, que he trabajado incansablemente durante catorce años para construir este movimiento, que lo hice crecer de siete personas a doce millones. Hay que trabajar y esforzarse para la resurrección del pueblo alemán. No lo estoy haciendo por un salario o una recompensa. Lo hago por ustedes. Esta noche nos comprometemos en pensar solamente en Alemania cada minuto, cada día. En nuestro pueblo, nuestro Reich y nuestra nación alemana. Victoria eterna para el pueblo alemán


1941: LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL PODRÍA HABER FINALIZADO (C) TARINGA

La Segunda Guerra Mundial parecía haber llegado a su final en 1941, cuando Hitler obtuvo la rendición francesa, y, transitoriamente, Gran Bretaña se quedó como su única enemiga. Churchill y Roosevelt deseaban el ingreso de los Estados Unidos en la guerra, pero no poseían justificativo alguno. Además, la población norteamericana estaba en contra y ya desde 1936 Roosevelt exhibía como estandarte de campaña electoral su total oposición al ingreso norteamericano en la Segunda Guerra Mundial. 

Se necesitaba una excusa urgente entonces para poder declarar la guerra al eje Berlín-Roma-Tokyo, que por un tratado tripartito se comprometía a considerar enemigo común a cualquier nación que atacara al menos una de las tres. 

Hitler no cayó en la trampa que hábilmente había tejido Roosevelt para que la Armada alemana hundiera un buque estadounidense cerca de las aguas de Islandia, pero los máximos esfuerzos del presidente norteamericano para que el Eje atacara a los Estados Unidos y matara unos cuantos miles de ciudadanos inocentes rindió frutos con Japón. El gobierno de ese país toleraba la ayuda norteamericana al general chino nacionalista Chiang Kaishek, quien estaba en guerra contra Japón, dado que sabían de la peligrosidad del ingreso de los norteamericanos en la guerra, pues podrían dar vuelta la relación de fuerzas, y asegurar, tal como ocurrió, el triunfo aliado. 

Roosevelt tuvo entonces que redoblar esfuerzos: Trasladó parte de la flota del Pacífico, que estaba segura en la costa oeste norteamericana, a la bahía de Pearl Harbour en Hawai, mucho más cerca de Japón. Los nipones soportaron la provocación, por lo que los esfuerzos de Roosevelt por lograr que lo atacaran tuvieron que redoblarse aún más. 


El presidente norteamericano ordenó entonces que algunas naves de guerra estadounidenses ingresaran en aguas muy próximas al Mar del Japón, lo que constituía un completo acto de provocación. Sin embargo, tampoco esa vez los japoneses cambiaron su actitud. Si bien las relaciones entre los dos países eran muy tensas, no había motivo para el ingreso de los Estados Unidos en la guerra. Ya antes Roosevelt había sugerido a la Armada realizar un bloqueo comercial al Japón, cosa que en un principio no logró por la resistencia del almirantazgo. ¿Qué hizo entonces? Algo sencillo: Ordenar la aplicación de un embargo petrolero y luego uno comercial total contra Japón. 

Como ese país no producía petróleo, rápidamente la situación se tornó insostenible. Ocurre que la economía moderna no funciona sin petróleo, y mucho menos en tiempos de guerra: Ni los ejércitos ni las naves pueden moverse sin petróleo. El estrangulamiento energético al que había sido sometido Japón no tenía, en el mediano plazo, otra solución que la declaración de guerra, que llegó a Washington muchas horas antes del ataque a Pearl Harbour, del cual Roosevelt estaba también al tanto por fuentes diplomáticas. 


Nada hizo el presidente para evitar o al menos demorar el ataque japonés. Todo lo contrario, su intención había sido provocarlo. De esta manera, los buques estadounidenses más modernos fueron retirados de Hawai, y sólo se dejó una treintena de naves muy antiguas o averiadas y sus respectivas tripulaciones. En otro oscuro acto de traición a su propio país por parte del gobierno norteamericano, el comandante de la flota estadounidense en Pearl Harbour ni siquiera fue notificado por Roosevelt de que en solo cuestión de horas sería atacado por la aviación nipona, por lo que nada pudo prepararse adecuadamente y las bajas fueron muy fuertes cuando finalmente se produjo el ataque el 7 de diciembre de 1941: más de 2.000 norteamericanos murieron. 


En cuestión de días Roosevelt obtuvo el consenso interno que necesitaba para entrar en la guerra, y tras unas pocas semanas hubo acuerdo del Congreso para el inicio de las operaciones bélicas contra el eje Berlín-Roma-Tokyo. 


A la población norteamericana se le ocultó prolijamente toda esta información. Los medios de prensa, que ya desde mucho tiempo atrás eran los más importantes del mundo, nada dijeron al respecto. Sólo en los años cincuenta y sesenta comenzó a salir a flote la información, en forma fragmentada. La historia solamente fue contada tal como fue en libros alternativos o minoritarios de historia. Cada acto de traición del propio Roosevelt que se descubría seguía siendo minimizado u ocultado por la propia prensa, que intentaba seguir manteniendo la verdad amordazada. 

Que juzgue el lector, con la información disponible, qué papel jugaron y juegan la "historia", los "historiadores", la "prensa" y los "periodistas" que se han referido en forma unilateral a la Segunda Guerra Mundial. Lo cierto es que tanto Hitler, un antiguo amigo de la elite transformado súbitamente en el peor enemigo de la misma, como su cruel y terrible régimen nazi, fueron mostrados para siempre como el peor desastre ocurrido a la humanidad en muchísimos siglos. ¿Qué mejor manera de sepultar al enemigo para siempre? 

MITOS Y VERDADES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (C) TARINGA

Vamos a contarles varios asuntos que hasta ahora no son reconocidos como verdades:

1.- MITO: El origen de la Segunda Guerra Mundial debe buscarse en el ascenso de Hitler al poder en Alemania en 1933. 
REALIDAD: El origen de la Segunda Guerra debe buscarse en el Tratado de Paz de Versalles de 1919, cuando tras la Primera Guerra se impusieron a Alemania durísimas sanciones económicas relacionadas con el pago de los costos de la guerra a Gran Bretaña, con el fin de que ese país pudiera a su vez saldar las deudas que había contraído sobre todo con la banca Morgan durante la confrontación. Ello y la pérdida de grandes territorios por parte de Alemania y el imperio ruso merced al Tratado de Versalles generaron las condiciones objetivas para otra guerra. 

2.- MITO: El protocolo secreto firmado por los cancilleres de Hitler y Stalin en 1939, inmediatamente antes del comienzo de la Guerra, que sellaba el reparto de Polonia entre Alemania y la URSS, respondía sólo a las ambiciones territoriales de ambos jefes de Estado. 
REALIDAD: Polonia había sido creada de la nada luego de la Primera Guerra Mundial por insistencia de Gran Bretaña y Estados Unidos con territorios que pertenecían a Alemania y Rusia. No existía ningún estado polaco desde 1815. Ambas naciones consideraban que la creación de Polonia era un mero golpe a su soberanía. El nuevo Estado polaco había sido muy afín (Políticamente) a Inglaterra. Su existencia servía para generar tensiones entre Alemania y la URSS dado que ambas reivindicaban la anexión de Polonia y no poseían una frontera común que podría haber significado su integración económica. Por lo tanto, el protocolo secreto de reparto de Polonia entre ambos Estados estaba diseñado con la finalidad de evitar fricciones entre ambas naciones ante la eventual extinción del Estado polaco. 

3.-  
MITO: El pacto de no-agresión germano-ruso es una clara muestra de la falta de escrúpulos tanto de Hitler como de Stalin. 
REALIDAD: Ni Hitler ni Stalin deseaban una guerra en dos frentes. Hitler sabía que en caso de una invasión a Polonia era posible la declaración de guerra de Inglaterra y Francia. Stalin a su vez estaba preocupado por la alta tensión existente con los japoneses que habían invadido Manchuria, y había buscado un pacto de mutua defensa con ingleses y franceses antes de firmar el acuerdo con Hitler. La actitud dilatoria de la delegación inglesa, que ni siquiera tenía poder alguno para firmar tratados, obligó a Stalin a aceptar el acuerdo propuesto por Hitler y dejar a los ingleses con las manos vacías. Stalin sabía que en realidad los británicos deseaban una guerra entre Alemania y la Unión Soviética a causa de Polonia y que por eso nada iban a firmar con su ministro de Relaciones Exteriores. Hitler vio la ocasión de recuperar territorio polaco que había sido alemán sin ingresar en una guerra en dos frentes. No le faltaba lógica a los razonamientos de ninguno de los dos en aquel momento. 

4.- MITO: El pacto de no agresión germano-ruso estaba destinado a romperse debido a que el régimen nazi alemán y el bolchevique de la URSS eran enemigos ideológicos irreconciliables. 
REALIDAD: En materia de sucesos graves como son las guerras, las ideologías se dejan de lado a la hora de ponderar factores prácticos. Hitler ofreció dos veces a Stalin que la URSS integrara el Eje (Pacto tripartito Berlín-Roma-Tokyo), asegurándole que el mismo no era un eje antisoviético sino antibritánico y antinorteamericano. La primera vez Stalin no contestó y la segunda supeditó el ingreso de la URSS al Eje a que Alemania reconociera a Rumania y Finlandia como zonas de influencia soviéticas, y por lo tanto, como países susceptibles de invasión por parte de la URSS con acuerdo alemán. Hitler importaba gran parte de su petróleo de Rumania y su níquel de Finlandia, y si accedía ello hubiera significado aumentar enormemente su dependencia petrolera respecto de la URSS, ya que sólo podía obtener petróleo de ella y de Rumania debido al bloqueo británico de los puertos alemanes del mar Báltico. No podía acceder al requerimiento de Stalin por esas causas, y ello es lo que impidió que dos regímenes teóricamente irreconciliables se aliaran bajo el paraguas del Eje, lo que hubiera significado un durísimo golpe a Gran Bretaña y Estados Unidos. 

5.- MITO: Hasta su ingreso tardío a la Segunda Guerra a fines de 1941, Estados Unidos había sostenido una actitud totalmente neutral y aislacionista. 
REALIDAD: Estados Unidos siempre apoyó con créditos y ventas de materias primas y bienes industriales a Gran Bretaña durante la guerra, tal como lo había hecho en la Primera Guerra. Una eventual derrota inglesa habría ubicado a la banca de Wall Street en una situación muy difícil, dado que habría hecho irrecuperable la deuda contraída por Londres. Pero la ayuda directa a los ingleses no fue la única, dado que durante todos los años treinta la tecnología norteamericana era exportada a la Unión Soviética como forma de sostener el régimen de aquel país. Al mismo tiempo, también durante los años treinta, Hitler logró financiamiento para su régimen nazi mediante la colocación de diversos empréstitos en los Estados Unidos por parte del banco UBC (Union Banking Corp.), que era una entidad satélite de la poderosa Banca Harriman y operaba bajo la dirección de Prescott Bush, abuelo paterno del ex presidente norteamericano. Estados Unidos colaboró entonces tanto con Gran Bretaña como con Stalin y Hitler. Pero la estabilidad del sistema financiero norteamericano dependía de que Gran Bretaña ganara la guerra. 

6.- MITO: La invasión de dos países neutrales como Noruega y Dinamarca que Hitler desplegó marca el atropello del Tercer Reich a sus naciones vecinas. 
REALIDAD: La provisión de mineral de hierro del Tercer Reich era íntegramente dependiente de las canteras del norte de Suecia. El hierro se transportaba vía Noruega y Dinamarca hasta Alemania. Hitler se enteró de un plan de invasión de Gran Bretaña a ambos países para cortar la provisión de hierro a Alemania. Por lo tanto, ordenó preventivamente su invasión 24 horas antes de que los propios ingleses lo hicieran. 

7.-  
MITO: Las invasiones de Holanda, Bélgica y Luxemburgo por parte de Hitler constituyeron un acto de agresión sin sentido. 
REALIDAD: Francia había declarado la guerra a Alemania y un gran contingente de tropas inglesas había desembarcado en tierra francesa para combatir a Hitler tras su invasión de Polonia. Hitler no podía atacar a Francia en forma directa porque la frontera estaba protegida por la denominada "Línea Maginot", una cadena muy bien fortificada de defensas y fortificaciones francesas. Por lo tanto, no tuvo más remedio que invadir Holanda, Bélgica y Luxemburgo para poder invadir desde allí a Francia y prevenir así un ataque a su territorio. 

8.-  
MITO: Las invasiones a Yugoslavia y Grecia que Hitler realizó antes de su ataque a la Unión Soviética son otra prueba de sus ambiciones territoriales ilimitadas. 
REALIDAD: Los ingleses habían invadido primero Grecia para desalojar de allí a los italianos que sin consultar a Hitler habían tomado ese país vía Albania, y merced a su ubicación dominaban el este del Mediterráneo, el Canal de Suez y el acceso al Mar Negro. Hitler necesitaba desalojarlos por esas cuestiones geopolíticas. Ésa fue la causa de la invasión de Yugoslavia, que se había tornado hostil al Tercer Reich debido a un golpe dado por los británicos. Belgrado era paso obligado a Grecia. En realidad las campañas a ambos países pusieron en un gran apuro a Hitler, quien tuvo que actuar de urgencia ante un error de los italianos. Hitler ya planificaba la invasión de la URSS y ambas campañas estuvieron a punto de retrasar e incluso boicotear esa operación. 

9.- MITO: La campaña bélica alemana a la Unión Soviética estuvo signada por algunos errores enormes como el "capricho" de Hitler por tomar Stalingrado debido a que presentía que la caída de esa ciudad (que nunca se produjo) podía proporcionar un golpe muy rudo a Stalin. 
REALIDAD: La toma de Stalingrado tenía que ver con una realidad estratégica, pues la actual Volgogrado estaba situada en el punto más occidental del río Volga, por medio del cual se transportaba el petróleo del Cáucaso hasta los más importantes centros urbanos rusos. Cortar los suministros establecidos mediante el Volga podía paralizar a la Unión Soviética y acabar mucho antes la guerra. Stalingrado, entonces, no era apetecible por un "valor simbólico". Sin embargo, la fractura en dos del "frente soviético sur" que Hitler había establecido antes como unificado, produjo efectos desastrosos para Alemania: El fraccionamiento de las tropas en dos columnas diferentes que se dirigieron a Stalingrado y al Cáucaso debilitó su ataque, con lo que Hitler se quedó sin tomar esa ciudad y sin los pozos petroleros del Cáucaso, los que, de haber sido tomados, podrían haber supuesto la victoria. 

10.- MITO: Sólo a medida que los aliados iban recuperando territorios en Polonia y Alemania se tuvo una cabal idea de las brutalidades que Hitler había cometido con minorías étnicas, y especialmente con los judíos. 
REALIDAD: La política antisemita del Tercer Reich era vastamente conocida en Occidente desde muchos años antes de desatarse la guerra. Hitler responsabilizaba al pueblo judío de la desastrosa situación alemana tras el Tratado de Versalles, y los consideraba inasimilables. Tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña los gobiernos sabían con lujo de detalles la política de exterminio masivo de judíos que estaba desarrollando Hitler. Incluso la prensa occidental estaba perfectamente al tanto de las aberraciones que estaba cometiendo el dictador alemán, a pesar de lo cual tejió un manto de silencio casi total sobre el tema durante el desarrollo de la guerra. Incluso la prensa controlada por empresarios de sangre judía (Como el New York Times) conocía en toda su magnitud el problema y lo silenciaba. Algunos altísimos dirigentes judíos como Ben Gurión y Chaim Waizmann también habrían estado al tanto, según fuentes judías, pero nada hicieron para impedir la masacre ni para favorecer la concientización del drama en los países aliados. ¿Por qué? Probablemente porque la masacre indiscriminada que estaba desarrollando Hitler proporcionaría tras la Segunda Guerra el elemento faltante para crear el Estado de Israel, cuya planificación se venía desarrollando al menos desde finales de la Primera Guerra Mundial con la llamada "declaración Balfour". Además es necesario tener en cuenta un artículo de Winston Churchill en el Illustrated Sunday Herald del 8 de febrero de 1920, en el cual señala, entre otras cosas, "Por supuesto, Palestina es demasiado pequeña para 
acomodar más de una fracción de la raza judía; además, una mayoría de los judíos no desean ir allí". El Holocausto entonces habría servido en forma siniestra, no sólo a Hitler sino a dos objetivos ingleses y norteamericanos: Crear el Estado de Israel a pesar de la oposición del pueblo palestino y del árabe en general, y convencer a una gran cantidad de judíos a radicarse allí para evitar la posibilidad de más masacres como las ejecutadas por los nazis. 


11.- MITO: El desarrollo de la bomba atómica por parte de Estados Unidos tenía como único objetivo inicial el posible bombardeo de objetivos militares (Y no civiles) del Eje. Su posterior uso en Hiroshima y Nagasaki sólo se explica por la vocación del gobierno de Harry Truman de acortar la guerra y salvar así centenas de miles, o millones de vidas. 
REALIDAD: Los Estados Unidos comenzaron a realizar estudios para desarrollar la bomba atómica a raíz de una carta de Albert Einstein al presidente Roosevelt, en la que detallaba que a través de la fisión nuclear se podía generar una bomba de inédito poderío, y a la vez se mostraba preocupado por la posibilidad de que Alemania llegara primero a alcanzar esa tecnología. Años más tarde, pocos meses antes de que la primera bomba fuera lanzada sobre Hiroshima, volvió a escribir a Roosevelt manifestándole su preocupación, dado que tenía información de que Estados Unidos había alcanzado la tecnología nuclear, pero poseía indicios de que los militares del Pentágono pensaban lanzarla, tal como ocurrió, sobre objetivos civiles. Einstein no tuvo respuesta de Roosevelt, quien poco después 
murió. Su sucesor, Harry Truman, prominente miembro de la masonería norteamericana (Al igual que Roosevelt) no dudó en lanzar dos bombas atómicas sobre ciudades japonesas con el pretexto de acortar la duración de la guerra y salvar vidas. Una reciente investigación del autor japonés Tsuyoshi Hasegawa demuestra que el real objetivo de lanzar las bombas atómicas no fue salvar vidas sino impedir que Japón se rindiera ante la Unión Soviética y lo hiciera ante los Estados Unidos. Tras terminar su guerra con Alemania los soviéticos se aprestaban a invadir Japón, y los Estados Unidos consideraban que Japón no debía quedar (Ni total ni parcialmente) bajo el área de influencia soviética. Las bombas de Hiroshima y Nagasaki cumplieron entonces ese objetivo geopolítico que prescindía totalmente de consideraciones humanitarias. El gobierno japonés tampoco estuvo a la altura de las circunstancias tras las bombas atómicas, dado que sólo accedió a rendirse una vez que le fue asegurado que el emperador Hirohito no sería removido de su cargo, lo que tuvo aún más efecto para terminar la guerra en el Pacífico que las propias bombas atómicas.


CONTINUARÁ

jueves, 30 de octubre de 2014

OSLANY CEMENTERIO REPÚBLICA CHECA

Mis antepasados sepultados en la República Checa. Gracias a Dios están bajo tierra, sino quizás también los hubieran desenterrado para botarlos a la basura.




FAMILIE FIRBAS RAUSS MIT EUCH AUS TSCHECHOSLOWAKEI

Freunde aus Deutschland: 

Entschuldigung bitte meine schlechte deutsch.

DEUTSCHER IN TSCHECHOSLOWAKEI 1945 WURDEN SCHLIMMER ALS ABFALL BEHANDELT.  (C) Hans - Peter Firbas

Die Geschichte meine Familie.

Meine deutschen Vorfahren siedelten, studierten, arbeiteten und hatten viele Forschungen gemacht und holfen die Regierung der Tschechoslowakei und seine Leute. Viele Firbas waren Wissenschaftler, Botaniker, Bankiers, Ärzte, aber mit tschechischen Herzen. Sie haben dort seinen Leben gemacht und alle waren gute Menschen. Ohne Grund sie waren deportiert und die Roten räubt ihres Eigentums und Sparen. Sie wurden wie Schweine deportiert, einige ermordet, andere niemals nochmal wieder gesehen.

Ich muss zurück in die Vergangenheit gehen und habe meine weitesten entfernten Vorfahren gefunden. Jakob Daublebsky von Sterneck, 27. Mai 1800 in Budweis (*) geboren und starb in Prag am 9. Dezember 1878. Seiner Sohn Karl, berühmten Notar (17. Juni 1830 - 3. Juli 1906) hat immer in Prag gelebt.

Ida, seine Tochter, verheiratet mit meinem Urgroßvater Karl Firbas, führender Vertreter eines der größten Banker in Prag. Ida Daublebsky von Sterneck heiratete meinen Urgroßvater Karl Firbas am 14. September 1887 in Prag. Firbas, war in 1851 geboren und starb in 1942 in Prag.

Sie hatten drei Kinder. Karl, Heinrich (mein Großvater) und Oswald, die Drei in Prag geboren. Heinrich Firbas war mein Großvater. Geboren am 2. November 1892 in Prag. Deportiert mit seinen ganzen Familie in 1945 hat er in seiner Unterwäsche einen Ring, eine Krawattennadel und ein paar Scheiben von Gold versteckt. Das war die einzige Sachen, dass er rette konnte.



Einer seiner Söhne, Dr. Johann Heinrich Firbas war mein Vater. Hier spielt in den fantastischen Gärten in seines Vaters Burg mit seinem Schwestern.



 Zusammen mit ihrer jüngeren Schwestern Heidi und Edith in der glücklichsten Momente ihres Lebens.



Mein Vater, der älteste Sohn mit elf Jahren in einem anderen unvergesslichen Moment.



Ich weiterhin mein Leben mit kein Konformist mit was meine Familie gelitten. Ich arbeit in Lima Peru und kann das nicht vergessen




DIE MÜNCHEN VEREINBARUNGEN 1938

WENN USA, GB, FRANKREICH, ITALIEN UND DEUTSCHLAND HABEN RISK OHNE WÜRFEL GESPIELT. (C) Hans - Peter Firbas.

Als ich 10 oder 11 Jahre alt war ich hatte viel RISK gespielt. Ein Brettspiel mit Würfel für die meisten Länder in der Welt zu erobern. In 1938 in München die Spieler waren der Premierminister von Frankreich Édouard Daladier, von Großbritannien Arthur Neville Chamberlain, Benito Mussolini und Adolfo Hitler, aber der Besitzer des Spiels war nicht eingeladen, der Tschechoslowakei Präsident Edvard Benes.

Seit 1933, wenn Adolf Hitler Reichskanzler hatte an sein geliebtes Volk wichtigsten Angelegenheiten angeboten.

1.- Den Vertrag von Versalles verlassen, weil sein Volk gedemütigt war.
2.- Kampf gegen die Bedrohung von den Kommunisten.
3.- Die historische Deutschland gehörenden Gebieten erholen.
4.- Vermietung seiner Landsleute an Hunger, Kalt, Krankheiten weiter sterben und ihre Würde zurück geben.
5.- Einen Weckruf für die deutschen Geldbürger, so dass sie die arme Leute helfen.
6.- Konvertiert Deutschland in eine große Land und Millionen von Arbeitsplätze erstellen.

In ein paar Jahren begann diese Versprechen, dank der Größe seiner Volk und vielleicht  aus Angst von die Leute mit Geld. Ihre große beigesteuert wurden USA, Großbritannien und Frankreich, da sie glaubten, dass Hitler mit Kraft der kommunistischen aus Europa verschwinden würde, ohne sie ihre Hände mit Blut schmutzig. Die Kommunisten und Juden wurden getötet und in Konzentrationslager geschickt. Diesmal jemand hatte etwas berricht oder gesagt?

Hitler beharrte dass das Gebiet des Sudetenlandes gehörte Deutschland und dieses Teil aus Tschechoslowakei sollen zurückgegeben. Auch in diesem Gebiet fast alle waren deutscher. In del Nacht vom 30. Septiember 1938 München-Vereinbarungen wurden genehmigt und unterzeichnet mit dem OK von USA, Frankreich, Italien und Deutschland. Später USA TIMES MAGAZINE schriebt: Hitler Man des Jahres.

Das ist eine Geschichte dass niemand erzählt. Die Medien: „Hitler ergriff Tschechoslowakei.“ Und das Wahr?






LA FAMILIA ALEMANA FIRBAS RADICABA EN CHECOSLOVAQUIA DESDE EL AÑO 1804

ALEMANES QUE VIVÍAN EN CHECOSLOVAQUIA FUERON TRATADOS PEOR QUE BASURA. Hans - Peter Firbas

Mis ancestros de nacionalidad alemana radicaron, estudiaron, trabajaron e hicieron importantes investigaciones y aportes al gobierno de Checoslovaquia y a su pueblo. Muchos de ellos, científicos, botánicos, banqueros, médicos y checos de corazón. Hicieron su vida y fueron todos ellos gentes de bien. Sin embargo y sin razón alguna, cuando ingresó el ejército ruso en 1945 fueron deportados y despojados de sus bienes y de sus ahorros bancarios acumulados durante decenas de años. Fueron violados, tratados como chanchos, algunos asesinados, otros desaparecidos, pero el odio contra ellos injustificable. Los subieron a un tren con destino a Austria.

Tengo que regresar al pasado y encontré a mi ancestro más lejano. Jakob Daublebsky von Sterneck, nacido en Budweis (*) el 27 de mayo de 1800 y fallecido en Praga el 9 de diciembre de 1878. Tuvo nueve hijos, entre ellos Karl, famoso notario (17 de junio de 1830 - 3 de julio de 1906), quien nació, estudió y trabajó toda su vida en Praga.

(*) Ciudad curiosamente donde apareció la cerveza Budweiser gracias a un compatriota alemán.

Karl dejó siete hijos, entre ellos Ida, quien contrajo nupcias con mi bisabuelo Karl -el mismo nombre que su suegro- Firbas, alto funcionario del más importante banco de Praga. Ida Daublebsky von Sterneck contrajo matrimonio con mi bisabuelo Karl Firbas el 14 de septiembre de 1887 en Praga. Firbas nació en 1851 y falleció en 1942 en Praga. Tuvieron tres hijos. Karl -otra vez-, Heinrich (mi abuelo) y su hermano Oswald, los tres nacidos en Praga.

Heinrich Firbas, mi abuelo, nació el 2 de noviembre de 1892 en Praga y era de nacionalidad alemana. Al ser deportado escondió en su ropa interior un anillo, un prendedor de corbata y unas láminas de oro. Es lo único que pudo rescatar. Tras una larga demanda contra su gobierno alemán obtuvo una pequeña indemnización, es decir una propia.


Uno de sus hijos, el Doctor Johann Heinrich Firbas fue mi querido, adorado y extrañado padre. Acá jugando en los fantásticos jardines de su padre, que rodeaban una gran mansión. Fue un hombre muy bueno y los que lo conocieron lo saben.



Junto a sus hermanas menores Heidi y Edith en los momentos más felices de sus vidas.


Eran tres angelitos, mi padre el hijo mayor con once años en otro inolvidable momento de su niñez. Siempre me contaba que su abuela, por parte de su padre Karl era muy tacaña. Era muy rica, vivía con todo lo que necesitaba, pero mi padre se escapa al sótano del castillo familiar, ya que decía: "allá con los sirvientes se comía más rico, más abundante y sin tantas huevadas de la abuela. Miren ese hermoso bosque.



En 1945 mi abuelo, su esposa, la abuela Herminne, quien por esas cosas extrañas vivió 103 años y sus tres hijos fueron simplemente deportados y no exterminados o enviados a campos de prisioneros o de concentración gracias a que muchos checos les explicaron a los generales rusos que eran de gran corazón y que los ayudaron mucho. Fueron arrojados así de sus tierras.


Otros alemanes no corrieron la misma suerte. Igual que mi familia. Dos abuelos, un papá y dos hermanas.



Mi padre siempre decía algo que jamás olvidaré. "Has lo que tu padre dice y no lo que tu padre hace."



Continúo mi vida con no ser un conformista con lo que sufrió mi familia. Ahora quedamos mi madre, mi esposa, mis dos hermanos, mis dos hijos, mis cuatro perros, mi gata y mi coneja. También mi Mercedes. Esas dos feas de arriba son Chasca y Kiara. Ese día las adoptamos. Ahora parecen princesas. Fritz mi rey y su hermano Klaus, un lindo Siberiano.





Mis hijos y mi madres para la próxima historia, que será demasiada larga.

miércoles, 29 de octubre de 2014

JUGANDO 'CONQUISTA' (1)

(1) NOTA DEL REDACTOR:

Cuando era niño uno de mis juegos favoritos era CONQUISTA. Un juego de mesa, que utilizaba dados para que sus participantes lucharan entre ellos buscando ganar la mayoría de los territorios del mundo.

En 1938 los jugadores fueron los Primeros Ministros de Francia y Gran Bretaña, el Presidente de Italia Benito Mussolini, el Canciller alemán Adolfo Hitler, pero el tablero sólo contenía territorio checo. No fue necesaria la utilización de los dados. Estados Unidos bendijo el juego, pero el dueño del juguete no fue invitado.


CUANDO LA REALIDAD SE CONFUNDE CON LA CIENCIA FICCIÓN

LOS ACUERDOS DE MÜNCHEN: CUANDO LOS GOBERNANTES JUEGAN ‘CONQUISTA’ Y SE REPARTEN LOS PAÍSES SIN USAR LOS DADOS.

Desde 1933, cuando Adolf Hitler asume el cargo de Canciller de Alemania había ofrecido a su amado pueblo, entre los asuntos más importantes lo siguiente:

1.- Dejar que su pueblo siga siendo humillado por el Tratado de Versalles.
2.- Combatir contra la amenaza del comunismo.
3.- Recuperar los territorios históricamente pertenecientes a Alemania.
4.- Dejar que sus compatriotas sigan muriendo de inanición, de hambre, de frío y de enfermedades, devolviéndoles su dignidad.
5.- Hacer un llamado de atención a los ciudadanos alemanes con dinero para que lo repartan con los más necesitados.
6.- Convertir a Alemania en una gran nación, creando millones de puestos de trabajo a través de empresas, industrias y comprometer a los poderosos de su país a ser los grandes responsables de esta misión.

En unos cuantos años todas estas promesas comenzaron a cumplirse gracias a la grandeza de su pueblo y al compromiso asumido por él. La llamada de atención realizada a los alemanes de la clase alta resultó, quizás por el temor de ser despojados de sus bienes si no se comprometían al 100% con sus compatriotas.

Sus grandes colaboradores fueron Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, ya que ellos creían que con Hitler iban a desaparecer la amenaza comunista de Europa sin que ellos se ensuciaran las manos. Tanto los comunistas y judíos fueron asesinados, enviados a campos de concentración y ninguno de los supuestamente abanderados de la justicia, de los derechos humanos y de la libertad, si que nadie hiciera nada. ¡Qué bonita familia!

En esos años Hitler insistía que el territorio de los Sudetes, que pertenecía a Alemania y que le fue despojado pasando a ser parte de Checoslovaquia, debía serle devuelto. Además en ese territorio casi todos eran alemanes y hablaban en alemán, a diferencia del resto del país, cuya lengua era Checoslovaquia.

Para evitar la guerra y para satisfacer el pedido de Adolf Hitler el 30 de septiembre de 1938 en la ciudad de München se desarrolló una histórica cita, sin ser invitado el primero que debería haber asistido: el presidente de Checoslovaquia. ¿Por qué? Simplemente porque iban a entregarle a Hitler parte de su territorio.

Los Acuerdos de München fueron aprobados y firmados durante la noche del 30 de septiembre de 1938 por los  gobiernos del Reino Unido, FranciaItalia y Alemania, con el objeto de solucionar la Crisis de los Sudetes. Benito Mussolini, el francés Édouard Daladier y el inglés Arthur Neville Chamberlain, junto a Paul – Otto Schmidt, intérprete de Hitler asistieron a la cita.

Por mediación del dictador italiano Benito Mussolini y a iniciativa de Hermann Göring, el primer ministro británico Arthur Neville Chamberlain y su homólogo francés Édouard Daladier aprobaron la incorporación de los Sudetes, territorio checo a Alemania. Hitler se salió con la suya gracias a sus aliados.

Ningún representante de Checoslovaquia estuvo presente. El Reino Unido y Francia se mostraron complacientes con los deseos de la población alemana de los Sudetes y consideraban este acuerdo como una revisión parcial del Tratado de Versalles. Especialmente se pretendía evitar una nueva guerra, a pesar de poner en gran peligro la existencia de Checoslovaquia.

“El evento más importante de 1938 tuvo lugar el 29 de Septiembre, cuando cuatro hombres de estado se encontraron en la residencia de Hitler, en Munich, para redibujar el mapa de Europa. Los tres visitantes en esta histórica conferencia fueron el Primer Ministro Neville Chamberlain, de Gran Bretaña, el Primer Ministro Edouard Daladier de Francia y el Dictador Benito Mussolini de Italia.

El Führer de los alemanes, Comandante en Jefe del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea alemanas, Canciller del Tercer Reich, Hitler, cosechó aquel día el resultado de la audaz, desafiante e implacable política exterior que había ejercido durante cinco años y medio. Había convertido el Tratado de Versalles en viruta. Había anexado Austria con su pleno consentimiento.

Todos estos hechos escandalizaron a las naciones que habían derrotado a Alemania en el campo de batalla sólo 20 años antes, pero nada aterroriza tanto al mundo como los implacables y metódicos hechos del pasado verano y comienzos del otoño que amenazaron con una guerra mundial por la conquista de los Sudetes de Checoslovaquia.

Cuando sin derramamiento de sangre él redujo Checoslovaquia a un estado-marioneta de Alemania, forzando una revisión drástica de las alianzas defensivas de Europa y ganando su libertad de acción sobre Europa del este, consiguiendo la promesa de la poderosa Gran Bretaña de mantenerse al margen y posteriormente también de Francia. Adolf Hitler, sin duda, se convirtió en el hombre del año de 1938.

Luego de este histórico encuentro La Revista Times escribe: “El evento más importante de 1938 tuvo lugar el 29 de Septiembre, cuando cuatro hombres de estado se encontraron en la residencia de Hitler, en Munich, para redibujar el mapa de Europa. Los tres visitantes en esta histórica conferencia fueron el Primer Ministro Neville Chamberlain, de Gran Bretaña, el Primer Ministro Edouard Daladier de Francia y el Dictador Benito Mussolini de Italia. Pero con toda seguridad la figura dominante en Munich fue el anfitrión alemán, Adolf Hitler.

El Führer de los alemanes, Comandante en Jefe del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea alemanas, Canciller del Tercer Reich, Hitler, cosechó aquel día en Munich el resultado de la audaz, desafiante e implacable política exterior que había ejercido durante cinco años y medio. Había convertido el Tratado de Versalles en virutas. Había robado Austria delante de los ojos de un horrorizado y aparentemente impotente mundo.

Todos estos hechos escandalizaron a las naciones que habían derrotado a Alemania en el campo de batalla sólo 20 años antes, pero nada aterroriza tanto al mundo como los implacables y metódicos hechos del pasado verano y comienzos del otoño que amenazaron con una guerra mundial sobre Checoslovaquia. Sin embargo, la revista estadounidense TIMES declaró a Adolf Hitler EL HOMBRE DEL AÑO DE 1938.






CONTINUARÁ…….

martes, 28 de octubre de 2014

USA-PRESSE EINE GESCHICHTE VOLLER SCHAM.

(C) HANS - PETER FIRBAS

ERSTE TEIL

1.- EINLEITUNG: EINE GESCHICHTE VOLLER SCHAM.

Es ist zwar richtig, dass eine Menge der Sozialen Kommunikatoren in den USA, sind der Stolz von des amerikanischen Journalismus. Aber Ihre Geschichte in den letzten hundert Jahren war sehr beschämend. Ihre Regierungen und den Wirtschaftsmächte wurden die wichtigsten Faktoren dass der ganzen Welt hinters Licht geführt. Es gibt begründeten Fällen, z. B. die Angst vor dem getötet, bedroht, verfolgt und sogar Gefängnis.

Sie sind im Auftrag von Regierungen und Medienanbieter was sie wollen informieren, weil die Journalisten nicht entlassen werden. Nur denken, dass die Medien berichteten, dass Deutschland Österreich besetzt hatte ist nicht richtig. Am 10. April 1938 die österreichische Volk mit 4.275.000 hatte ja gesagt für der Annexion. 97 % möchte ein Teil von Deutschland sein.

Präsident Roosevelt war direkt verantwortlich für Millionen von Toten, unabsehbaren wirtschaftlichen und psychologischen Schäden. Das Bösse: Roosevelt wusste der Tag und die genaue Zeit der japanischen Invasion nach Pearl Harbor und hatte nichts gamacht. 2,000 Amerikaner getötet. Ihr Ziel: Erstellen Hass  gegen Japan. Ist nicht eine Einzelfälle, sondern ein Politik Stil.

USA war immer der Fahnenträger für Pressefreiheit, Menschenrechte und Respekt für internationale Verträge, aber sind der Ersten dass dieser Vereinbarungen kümmern sie nicht. Es gibt so viele Daten was am 11. September 2001 in die Twin Towers geschah. Ausreichende Veranstaltungen sind genug zu seigen dass CIA und Busch hatten alles geplant. Warum? Wie bei Japan. Dieses Mal war gegen Osama Bin Laden und seine Menschen.

USA hat die modernste Wehrtechnik der Anti-Aircraft Verteidigung des Planeten. Der britische Journalist Collin Lander erklärt. "Angebliche Flugzeuge, getroffen die Twin Towers mit eine Höchstgeschwindigkeit von 900 Kilometern pro Stunde. Diese Geschwindigkeit ist normal auf einer Höhe von Tausenden Füßen. Es ist unmöglich in wenige Meter über das Ebene des Meeres fliegen, weil die Dichte von Luft dreimal höher ist."

"Die Flügel worden ausgeweidet und Motoren gefallen. Es gibt Zeugen dass nicht Verkehrsflugzeuge waren. Es ist unmöglich, dass ein Flugzeug von Aluminium mit Hohlen ein Gebäude aus Stahl inneren gegen. Zwölf Zentimetern und Stahlbeton-Blöcke. Das angebliche Flugzeug trat wie Butter. Die Gesetze der Physik sind wie 2 plus 2 ist 4.“

Wenn die Twin Towers eröffnet, Bauherren erfüllt alle Standards der Sicherheit. Unter ihnen die Auswirkungen einer Boeing 707, die damals das größte und schwer Flugzeug war. Unten war einer Oberfläche Raum für die Platzierung mit sichere Zukunft für Bomben aktivieren. Präzision In den Bildern sehen wir Präzision, wie in anderen Gebäuden, die übrigens abgerissen wurden.

"Eine kleine Atombombe explodiert und hatte eine Lücke von 100 Metern Durchmesser gemacht. Temperaturen zwischen 700 und 800 Grad Celsius war von eine nukleare Explosion. Menschen die arbeiteten bei der Suche nach Überlebenden und der Beseitigung haben jetzt Leukämie, Krebs und andere Strahlung abgeleitet. Einige Leute sagte dass die FBI-Mitarbeiter betrat speziell Bekleidung. Columbia University, durch ihre Seismographen informiert über nuklearen Explosionen.“

Andere sogenannte Flugzeuge, die in das Pentagon stürzte war eine Rakete (http://www.youtube.com/watch?v=gcLoIsD6xO8). Die gekaufte Presse schriebt die Idee eines Terroranschlags. Bush-Administration und Congress genehmigt  undemokratischen Kräfte. USA ist frei zu machen alles ohne Kontrolle. Das selbe Geschichte wie mit Japan.

Die Invasion auf anderer Nationen nach Öl zu suchen. Sie brauchten noch einmal einen Grund. Das gleiche geschah nach Deutschland. Adolf Hitler geschickt mehrere Alternativen für den Frieden, die nie von Roosevelt eine Antwort geschigt. USA war nicht in der Krieg zu verteidigen der Demokratie und freien Ländern. Sie wollten aus Deutschland detaillierte Informationen über hohe militärische Technologie, aber für das Welt gibt eine andere Version.

2. DER PRESSE UND DEM ZWEITEN WELTKRIEG.

Fast alle Kriege hatten als Hauptmotiv der Wirtschaft. Depression, Inflation, Arbeitslosigkeit und leider die Verträge unter dem Tisch zwischen Regierungen, militärisches Personal und Fabriken oder einfach auf die Anforderungen des militärischen Konflikts beziehen. Dieser Artikel bezieht sich nur auf die Manipulation der Presse und nicht über politischen Aspekte.

Am 30. Januar 1933 Adolf Hitler ernannt Reichskanzler. Mehrere kapitalistische Regierungen, insbesondere die von den USA sah sehr gut diese Tatsache. Sie glaubten, dass endlich jemand mit genug Strom das Wachstum der Sowjetunion ein Ende setzen. Der Terror, dass der Kommunismus Europa erobert war das Grund um den Führer zu unterstützen.

Die Kommunisten werden beschuldigt von dem Reichstagsbrand. Hitler ordnete Sofortmaßnahmen so keine Person auf seinem Weg erfüllt. So kann sein Versprechen dass Deutschland einer großen Nation verwandeln und vereinheitlichen Regionen und Länder, die von ihm als rein deutsche überqueren.

Zufällig passiert den wirtschaftlichen Absturz der Wall Street. USA, Großbritannien und Frankreich unterstützte Hitler heimlich. Nach dem Reichstagsbrand begann er eine heftige Verfolgung der Kommunisten, töten sie und senden ihnen in Konzentrationslager. Die Kämpfer der Freiheit, Gerechtigkeit und Demokratie sagte nichts, weil Kommunisten waren die betroffen.

Wenn Sie die Zeitungen von 1933 überprüfen die Kommunisten und Juden in Deutschland waren elein ohne Hilfe. Alles war in Ordnung, da Hitler im Kampf gegen die URSS war.

 Nächsten Artikel:

3.-  Deutschland und Österreich.
4.-  Das Treffen in München. Hitler, der Mann des Jahres für TIMES.
5.- Hitler wollte keinen Krieg.
6- Das Geheimnis Roosevelt Kampagne zu ein Krieg in Europa anfangen.

Und viel mehr.

(C) Hans – Peter Firbas





lunes, 27 de octubre de 2014

PAPA JUAN PABLO II ASUME EL PODER 1978

DEMOSTRADOS SUS VÍNCULOS CON LA CIA Y CON RONALD REAGAN.


Con estos antecedentes, Juan Pablo II alcanza el obispado de Roma en un año 1978 plagado de acontecimientos trágicos. En realidad, como queda expuesto en el libro ‘El Día de la Cuenta’ del cura español López Sáez, Wojtyla había sido promocionado a esas esferas a lo largo de la década de los setenta nada menos que por Estados Unidos. Con la ayuda de una profesora universitaria bien conectada, Wojtyla fue introducido en los círculos próximos al poder a través del cardenal de Filadelfia, Krol y del político Brzezinski, ambos, de ascendencia polaca.

Éste último, oscuro personaje ligado a Henry Kissinger, sería consejero de seguridad del presidente Carter y se cartearía con Wojtyla a menudo siendo ya Papa. Así pues, la política exterior del Vaticano sufrió un cambio de 180 grados a raíz de la defunción Juan Pablo I. Con la llegada de Reagan al poder, la conexión entre el Vaticano y la Casa Blanca se haría todavía más estrecha, eligiendo el ex actor a sus representantes de política exterior entre católicos; una vía más para aproximarse a la Santa Sede.

La conexión entre el Vaticano, los Estados Unidos y la Mafia vendría propiciada por la máxima obsesión desde que Wojtyla llega al poder: acabar con el comunismo, el sistema en el que había vivido y que todavía reinaba en su patria. Según diversas investigaciones reflejadas en el libro de López Sáez, todavía con Juan Pablo II en el poder del Vaticano se desviarían fondos ilegalmente para la financiación del Sindicato Polaco Solidaridad.

Reagan aportó 500 millones de dólares de ayuda para Lech Wallesa. El general Vernon Walters, recientemente muerto fue quizá él quien ayudó a la elección de Wojtyla y puede que fuera cómplice en la muerte del papa Luciani. El mantuvo estrecha relación con el Papa tras mostrarle unas fotos sobre la intención de la Unión Soviética de intervenir en su amada Polonia. Richard Allen, que fue consejero de seguridad del presidente Reagan, afirmó que “la relación de Reagan con el Vaticano fue una de las más grandes alianzas secretas de todos los tiempos”.

 Al parecer, la alianza venía de mucho tiempo atrás. Según afirma López Sáez en su libro “El día de la cuenta”, Vaticano-Estados Unidos-mafia siciliana-cosanostra habían convergido en oscuras alianzas en la era fría, al unirles un enemigo común: el comunismo. Sostiene Sáez apoyándose en libros como “El fantasma del pasado”, de Flamigni, que la mafia siciliana fue una especie de gobierno secreto estadounidense al finalizar la II Guerra Mundial, establecido para impedir la extensión del comunismo.

Como se demostró en el sumario abierto contra Roberto Calvi, el Banco Ambrosiano habría sido un trampolín al servicio de la CIA y la mafia para distribuir cantidades astronómicas con la complicidad de las ventajas fiscales del Vaticano a paraísos como Panamá o Nassau, que después servirían para financiar todo tipo de operaciones secretas (asesinatos, golpes de estado) fundamentalmente en América Latina.


En El Salvador y Nicaragua, se cometerían precisamente algunos de los más tristes atentados contra clérigos católicos de finales del siglo XX: Ellacuría y cinco jesuitas más (1989), Monseñor Romero (1980). Curiosamente, Juan Pablo II había despachado a Monseñor Romero unos meses antes de su muerte en una audiencia en torno a las violaciones de los derechos humanos con un “no me traiga muchas hojas que no tengo tiempo para leerlas… Y además, procure ir de acuerdo con el gobierno”. Como relata López Sáez, Monseñor Romero salió llorando de la audiencia papal, mientras comentaba “el papa no me ha entendido, no puede entender, porque El Salvador no es Polonia”.


EL ASESINATO DE JUAN PABLO I HISTORIA REVELADORA

Colaborador: rafapal.com

Por Hans - Peter Firbas

Lo que usted va a leer le parecerá ciencia ficción, pero todo está probado. Hasta la película El Padrino III hizo suya esta historia macabra.

En 1978 Albino Luciani o Juan Pablo I muere tras haber ocupado únicamente un mes la silla del Papa. Debido a una escueta investigación y a la negativa de realizar una autopsia se dictamina que la muerte se debió a causas naturales. En el transcurso de pocos años, morirían Roberto Calvi y Michele Sindona, los “banqueros” del Papa, cuyas conexiones con el Vaticano a través del Banco Ambrosiano serían rumor durante años e inspirarían a Francis Ford Coppola para su tercera entrega de El Padrino.

Juan Pablo I llegó al Vaticano para regenerar a su Iglesia. En 1972, siendo cardenal de la diócesis de Venecia, Albino Luciani descubre en un encuentro con el poderoso cardenal Marcinkus, encargado de la administración vaticana, que había vendido la Banca Católica del Véneto al Banco Ambrosiano de Roberto Calvi sin consultar al obispado de esa región, es decir, el propio Luciani.

Cuando llega a Roma preguntando por qué la Iglesia se deshacía de una banca que se dedicaba a ayudar a los más necesitados con préstamos a bajo interés, el entonces sustituto del secretario de estado, Benelli, le cuenta que existe un plan entre Roberto Calvi, Michele Sindona y Marcinkus para aprovechar el amplio margen de maniobra que tiene el Vaticano: “evasión de impuestos, movimiento legal de acciones”. La reacción de Luciani es de una enorme decepción: “¿Qué tiene todo esto que ver con la iglesia de los pobres? En nombre de Dios…” preguntó Luciani. Benelli, le interrumpió con un “no, Albino, en nombre del dividendo”.

De acuerdo a las investigaciones emprendidas por la Justicia italiana, el estado Vaticano fue durante más de una década un paraíso fiscal. Se enviaba el dinero a cuentas en Suramérica (sobre todo Argentina) y Centroamérica. Ésta sería la baza que intentaría jugar el General Noriega cuando se vio invadido por su otrora benefactor, Estados Unidos: se refugió en la embajada vaticana de Panamá.

Según quedó demostrado en el juicio, a principios de los años ochenta, la conexión Banco Ambrosiano-Banco Vaticano fue la puerta a través de la cual Licio Gelli, vinculado a la mafia de Estados Unidos y agente secreto norteamericano, entró a formar parte del núcleo de personas influyentes en la Santa Sede. El Cardenal español López Sáez, quien escribió el libro “El Día de la Cuenta” hace suya una cita de Pablo VI en relación con estos hechos: “el humo de Satanás entró en la Iglesia”.

En el libro de Camilo Bassoto “Mi corazón está todavía en Venecia”, se transcriben las siguientes palabras del Papa Luciani: “sé muy bien que no seré yo el que cambie las reglas codificadas desde hace siglos, pero la Iglesia no debe tener poder ni poseer riquezas. Quiero ser el padre, el amigo, el hermano que va como peregrino y misionero a ver a todos, que va a llevar la paz, a confirmar a hijos y a hermanos en la fe, a pedir justicia, a defender a los débiles, a abrazar a los pobres, a los perseguidos, a consolar a los presos, a los exiliados, a los sin patria y a los enfermos”.

Juan Pablo I llega al Vaticano con la intención de destituir al cardenal Marcinkus y renovar íntegramente el Banco Vaticano. “Aquella que se llama sede de Pedro y que se dice también santa no puede degradarse hasta el punto de mezclar sus actividades financieras con las de los banqueros. Hemos perdido el sentido de la pobreza evangélica. Hemos hecho nuestras las reglas del mundo”.

Según relata Camilo Bassoto, periodista veneciano y amigo personal de Juan Pablo I, “pensaba tomar abierta posición, incluso delante de todos, frente a la masonería y la mafia, publicar cartas pastorales sobre la mujer en la iglesia y la pobreza en el mundo”. Luciani quería, en definitiva, revisar toda la estructura de la Curia, como relata Coppola en El Padrino III. No es extraño, por tanto, que hombres como Marcinkus no le recibieran de buen grado.

Contrariamente a los pronósticos Luciani accede al papado en 1978, por encima de un polaco. Desde el momento en que accedió al puesto de Pedro, Juan Pablo I hizo constantes predicciones de que su papado sería corto. El obispo John Magee que, en un principio, se dijo fue quien descubrió el cadáver, recuerda en el libro de Cornwell “Un ladrón en la noche: la muerte del Papa Juan Pablo I”: “Estaba constantemente hablando de la muerte, siempre recordándonos que su pontificado iba a durar poco.”

El propio Magee, secretario personal de Juan Pablo I, y amigo de Marcinkus, cuenta que, poco antes de morir, el papa le dijo: “Yo me marcharé y el que estaba sentado en la Capilla Sixtina en frente de mí, ocupará mi lugar”. Según parece, Juan Pablo II confirmó a Magee que, en el momento de la elección, él se encontraba casi de frente a Luciani.

Unos días antes de morir el papa, otro suceso luctuoso poco conocido tuvo lugar muy cerca de él. El entonces “número dos” de la iglesia ortodoxa rusa, Nikodim, muere tras tomarse una taza de café en el transcurso de un entrevista con el papa romano. Este no aclarado suceso generó una reacción anticatólica en Rusia tan honda que la herida no ha sido cerrada hasta hace pocos muchos años. El cúmulo de “casualidades” previas a su muerte no se cierra ahí.

Los hermanos Gusso, camareros pontificios y hombres de la confianza del papa, fueron destituidos unos días antes de su fallecimiento, a pesar de la oposición del secretario papal, Diego Lorenzo. Al parecer, también por esos días una persona logró introducirse en los aposentos del papa, dejando en evidencia la falta de seguridad en el Vaticano.


Para acabar de redondear todos estas extrañas señales, un médico vaticano comentó al Papa días antes de su muerte que “tenía el corazón destrozado” (el papa no le hizo ningún caso). Tanto Marcinzus como el también cardenal Ugo Poletti, que iban a ser destituidos de sus cargos, hicieron similares comentarios antes de su muerte: “¡Qué barbaridad! ¡Parece agotado!”  UNA GRAN MENTIRA.