viernes, 20 de noviembre de 2015

Alemania: en alerta, pero sin temores

Después de los ataques terroristas en París, las autoridades de seguridad alemanas están en alerta. Alemania no participará militarmente en lucha contra el terrorismo, y confía en una solución de paz en Siria.

Las fronteras y conexiones aéreas y de ferrocarriles entre Alemania y Francia están siendo controladas más fuertemente. En estaciones de ferrocarril y aeropuertos en toda Alemania hay unidades de policías federales de contraataque fuertemente armadas. Toda persona que se acerque a los edificios gubernamentales en Berlín es controlada profesional, pero tranquilamente. Frente a la cancillería alemana ondea una bandera francesa a media asta.

En Alemania el Gobierno no habla de una amenaza concreta. “Alemania no está hoy más amenazada de lo que estaba antes de los ataques de París”, declaró el ministro de Justicia Heiko Maas en la televisión. Alemania es un objetivo “abstracto” del terrorismo, precisó el político socialdemócrata. Maas recalcó que las autoridades alemanas monitorean de cerca a las personas del mundillo extremista que representan un peligro y elogió la “excelente” cooperación con las autoridades francesas, sin dejar de alabar los rápidos éxitos en el esclarecimiento de los ataques terroristas.

Alemania no responderá militarmente

Incluso después de los ataques terroristas de París, el gobierno germanofederal mantiene su posición de que, aunque suministra armas a los Peshmerga -comunidades kurdas en el norte de Irak-, no participará militarmente en la guerra en Siria. El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, prefiere apoyar los esfuerzos para que el Consejo de Seguridad de la ONU pueda, por fin, ponerse de acuerdo sobre una resolución en el caso de Siria. Steinmeier guarda la esperanza de que la actitud constructiva que imperó en la Cumbre de Antalya, surgida bajo la impresión de los ataques de París, arroje resultados positivos.

En Viena se diseñó un calendario que prevé la formación de un gobierno sirio de transición en seis meses. Según Steinmeier, que estaba en el estadio de fútbol de París durante los ataques, "las partes ya no se muestran tan inflexibles". La canciller Angela Merkel y su ministro señalaron que "el proceso político en Siria", podría llevar a un alto el fuego.

Francia, por su parte, ejecutó nuevos ataques aéreos contra las posiciones del Estado Islámico, que se ha atribuido la responsabilidad de los atentados en París.

Señal contra el terrorismo

Como una señal contra el terrorismo islámico, la canciller alemana asistirá con varios de sus ministros, en la noche de este martes, al partido entre Alemania y Holanda que se juega en Hannover. En algún momento se propuso cancelar dicho encuentro pero "vamos a demostrarle al mundo y a los terroristas que no nos vamos a dejar amedrentar", aseguró el ministro del Interior de Baja Sajonia, Boris Pistorius. En señal de solidaridad, el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, sugirió entonar en el estadio la Marsellesa, el himno nacional de Francia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario