sábado, 2 de enero de 2016

MUT FÜR FREIHEIT / CORAJE PARA LA LIBERTAD

POR HANS-PETER FIRBAS

Este artículo lo escribo en español, porque en Alemania están muy enterados de todo esto. Parece ser que los germanos han perdido mucho coraje o quizás el miedo les impide tomar las cosas en serio. Él último gobernante que tuvo Alemania, es decir su último Jefe de Estado fue Karl Dönitz, tras el suicidio de Hitler y de Joseph Göbells al día siguiente de su predecesor. 

Al tomar el poder el 1 de mayo de 1945 y responsable de dar la orden de firmar la rendición o capitulación de su país frente a los aliados siete días después, sus principales preocupaciones y objetivos fueron reorganizar la nación. El 22 de mayo, su ayudante Lüdde-Neurath le comunicó que la Comisión Aliada de Control exigía que a la mañana siguiente, acompañado por Friedeburg y Jodl, se trasladase a bordo del buque «Patria», donde estaba alojada dicha comisión. 

Una vez allí, subieron a bordo del buque sin honores de ningún tipo, salvo el acompañamiento de los flashes de las cámaras de los fotógrafos. Frente a una mesa en la que estaban sentados Dönitz, Jodl y Friedeburg, se acomodaban los jefes de la Comisión Aliada de Control, formada por el general de División estadounidense Rooks, el general soviético Truskov y el general británico Ford. 

Tras la lectura por parte del general Rooks de una comunicación en la que se disponía que, por orden de Eisenhower, él y el Alto Mando de la Wehrmacht quedaban detenidos, pasaron a ser considerados prisioneros de guerra. Al ser preguntado si tenía alguna cosa que oponer, se limitó a asentir: «Cualquier palabra sería superflua». Declarado culpable de dos de los tres cargos, fue condenado a diez años que cumpliría en la prisión de Spandau. En un principio fue una de las condenas más discutidas, dado que supuestamente Dönitz mantuvo una condición estrictamente militar, equivalente a la de los militares aliados.

Ese fue el momento en que Alemania dejó de ser un país libre y soberano. Inclusive el Presidente Obama lo reconoció en el 2009, cuando dijo:


Ahora los alemanes necesitan coraje y valentía para ser una nación libre de verdad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario