viernes, 22 de julio de 2016

ATAQUE EN MÜNCHEN APUNTA A ATENTADO NACIONALISTA DE DERECHA ALEMÁN

POR HANS-PETER FIRBAS

Luego de analizar varios datos sobre el atentado perpetrado en la ciudad alemana de München a las 17.50 hora local, todos apuntan a un ataque realizado por bandas nacionalistas de derecha de Alemania, en busca de reclamar con brutalidad la presencia de extranjeros en dicho país.

El primer indicio es que los atentatos terroristas islámicos apuntan directamente a un asesinato masivo en lugares emblemáticos de los países considerados por ellos enemigos. En este caso el tiroteo fue en el centro comercial Olympia, también conocido como OEZ- es un espacio emblemático de la ciudad alemana, lo que implica que los asesinos buscaron un área densamente concurrida a la hora de causar la mayor conmoción en la sociedad germana.


En segundo término los ataques de este nivel no son efectuados con balas. ¡Por Dios! ¡Cuándo! Ellos lo que desean es destrucción total. Por otra parte, ¿por qué Alemania? Es uno de los pocos países en el mundo que han apoyado totalmente la recepción de refugiados de medio oriente.

Tercero, dicho Centro Comercial está normalmente lleno de inmigrantes y uno de los tres que efectuaron los disparos -ubicado en el techo de una casa- gritaba "extranjeros de mierda, soy Alemán", una frase que destapa posiblemente las intenciones del atentado. El propio periodista de la Süddeutsche Zeitung Sebastian Shopp confirmó dichas palabras.

Cuarto: la descripción de los hechos que rodean el ataque está llena de partes oscuras. El tiroteo comenzó a las 17:50 horas en las inmediaciones de un restaurante de la cadena McDonalds. Según las imágenes captadas por un paseante, una persona vestida con ropa oscura situada en la puerta del local sacó un arma y abrió fuego de forma indiscriminada sobre los jóvenes que caminaban por la zona. A partir de ese momento el caos se adueñó de las calles. Esta persona, que presuntamente iba acompañada por dos cómplices, acudió al centro comercial Olympia y allí volvió a abrir fuego. Al parecer, posteriormente huyeron en el metro, transporte que cuenta con varios accesos en la zona.

Finalmente, ninguna de las páginas web que habitualmente emplea el Estado Islámico o las células yihadistas ha reivindicado los hechos y la propia Policía de Múnich ha asegurado que el ataque no tiene «características islamistas». Las autoridades han dado prioridad a la posibilidad de que se trate de un atentado ejecutado por miembros de la extrema derecha, hipótesis que todavía se encuentra bajo investigación. En este sentido, ayer se cumplió el quinto aniversario de la matanza perpetrada en Noruega por el ultraderechista Anders Breivik, quien asesinó a 77 personas, la mayoría jóvenes, en un crimen de odio vinculado a planteamientos neonazis y xenófabas.

(C) colabora Diario Sur España

No hay comentarios.:

Publicar un comentario