sábado, 23 de julio de 2016

LO DIJIMOS DESDE EL PRIMER MOMENTO

HANS-PETER FIRBAS

Nos sentimos honrados de ejercer nuestra profesión siguiendo las enseñanzas y sabidurías de mis ancestros alemanes. La verdad, la ética, la honestidad y la libertad de expresión, sin tener dueños ni jefes a quien obedecer. La gran ventaja de ser un comunicador independiente es que eres justamente eso. Independiente. A pesar de las múltiples informaciones y manipulaciones de cientos de medios de comunicación de todo el mundo, que señalaban al estado Islám como responsable del tiroteo de München, desde el primer momento sostuvimos lo contrario.

Mientras los canales de televisión, los Web Sites y las redes sociales acusaban al islám del ataque en München sin respetar numerosas pruebas e indicios que marcaban otro camino, ayer viernes a poco de tener conocimiento del ataque, no había que ser un periodista inteligente para utilizar las huellas y llegar a una conclusión. Se imaginan a ISIS atacando con hachas y con balas, cuando su poder es inmensamente destructivo. Días antes, un joven atacó a hachazos a varias personas en un tren y de inmediato culparon a ISIS.

En München los medios, gobernados por ese infame país USA, ya comenzaban a tramar venganza contra inocentes. El pueblo alemán es consciente de la paz, bondad, amistad y de la contribución que realiza con millones de personas abandonadas a su suerte. Es el único país en el mundo que les ha abierto la puerta de par en par, sin importar las consecuencias. Sabemos que actuamos correctamente, entonces un ataque contra Alemania hubiera sido imposible.

Ya se sabe que el pobre joven alemán-iraní era depresivo y con problemas psiquiátricos graves. Lo que más ira me causó fue ver al hipócrita de Barack Obama saliendo de inmediato a "brindar toda la ayuda a Alemania". Su país es el causante de los problemas de seguridad que padecemos en Europa. Y claro, quiere seguir teniendo a Alemania de su lado para que lave su ropa y la Canciller Angela Merkel es su empleada doméstica.

Recuerdo hace unos años a la Merkel pidiendo perdón por el bombardeo a Polonia en territorio alemán, rodeado por infantes de marina USA y marchas estadounidenses. ¡Qué vergüenza! Falta que le lustre los zapatos a Obama. Es USA el que debe pedir disculpas por el genocida Eisenhower, que ya explicamos en posts anteriores. Asesinar a civiles en tiempos de paz es completamente diferente que durante un conflicto bélico.

Ya es tiempo que Alemania recobre su libertad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario