domingo, 7 de agosto de 2016

ACERCÁNDOME AL TEMA: ARGENTINA Y LA VENTA DE ARMAS A ECUADOR

HANS-PETER FIRBAS

Sin lugar a dudas, el pueblo argentino no tiene nada que ver con la nefasta traición al vender armamento a Ecuador en pleno conflicto bélico con Perú. Empecé con algunos capítulos sobre Las Malvinas y el TIAR y de la ayuda desinteresada peruana a los hermanos argentinos. Estoy caminando por una ruta que terminará con la firma del Presidente Macri al Tratado de Chapultepec de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Pero, para que usted amigo lector entienda esta culminación con la rúbrica de hace unos días, considero necesario introducir antes algunos asuntos para que con toda la información posible en sus manos pueda tener sus propias conclusiones, como las daré al final de estas investigaciones. No es secreto alguno, que la corrupción es amiga de nuestros gobiernos y el Presidente Carlos Saúl Menem no escapó de don dinero.

La venta de armas a Ecuador tuvo lugar en medio de su conflicto armado con Perú. El escándalo radicó en que Argentina era uno de los cuatro garantes oficiales de la paz del Tratado de Río de Janeiro, con lo cual incumplió su compromiso internacional y faltó con sus obligaciones de acuerdo al derecho internacional. En febrero de 1995 ocurrió esta negociación con fines lucrativos, sin interesarles a los involucrados en absoluto lo que podrían ocasionar.


¿DEUDA CON EL NARCOTRÁFICO?

Por esas razones 'casuales', aunque en este trato, para ganar dinero en cantidades, relaciono otra noticia, que involucraría al hijo de Menem. Según el Diario El Clarín de Buenos Aires (16-05-14), la novelesca saga sobre la muerte de Carlos Menem junior –quien murió cuando el helicóptero que manejaba cayó cerca de San Nicolás en marzo de 1995– tiene una larga cola. Desde Miami, una ex amante del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria aseguró durante una entrevista que Carlitos fue asesinado, a causa de supuestas deudas y traiciones vinculadas al lavado de dinero en la Argentina. En Buenos Aires hubo eco inmediato: Zulema Yoma, quien siempre sostuvo que su hijo había sido víctima de un atentado, aseguró ayer que el ex presidente Menem también se lo había reconocido este verano.

Virginia Vallejo, una ex conductora de televisión colombiana lanzó declaraciones fuertes mientras presentaba su libro “Amando a Pablo, odiando a Escobar”, sorprendió durante una entrevista al periodista argentino radicado en Florida Javier Ceriani, al relacionar la muerte de Menem junior con la presencia en Buenos Aires de la ex esposa y los hijos de Escobar, quien había muerto abatido por la policía en diciembre de 1993. Victoria Eugenia Henao y sus chicos llegaron refugiados a la Argentina en 1995.




“Durante el gobierno de Menem, después de lavar 899 millones, acusarlos de lavar 800 millones de dólares, 18 meses después, quedan libres (Victoria Eugenia Henao y sus hijos). No habían lavado nada. 800 millones de dólares, caramba. Por lo menos que diga ‘No, la señora lavó 800.000 dólares, 8 millones, 80 millones, bueno. Fue un error’. Pero las pruebas en un lavado de 800 millones de dólares en Argentina no se pueden desaparecer de esa manera”, comenzó.

Y siguió: “Pero un tiempito después Carlitos Menem iba en un helicóptero y ‘pam’, se estalla, se estalla un helicóptero, lo mismo que el otro mejor íntimo amigo de Álvaro Uribe (ex presidente de Colombia), que también muere cuando iba a llamar a la Embajada americana. Estalla en otro avión, y creo que lo estallan las mismas personas”.

Según Vallejo, los socios de Pablo Escobar habrían encargado el asesinato de Carlitos como venganza de que el entonces presidente dejara libre a la viuda y los hijos del narco colombiano y se haya quedado con parte de la fortuna.

“Fue un atentado y todos lo saben”, declaró ayer Zulema Yoma. “No lo puedo vincular solo con el narcotráfico, hubo muchos atentados en este país que siguen dando vueltas”, dijo. Y contó que en enero conversó con su ex marido en Punta del Este. “Le dije ‘¿cómo fue el tema?’ ‘No, fue un atentado, lo mataron’. Me quedé sorprendida, no pregunté más”.


Sin dudarlo, estos dos acontecimientos tienen una relación directa. Sobre todo porque el mismo Presidente Menem siempre sostuvo que la muerte de Carlitos fue un accidente y ocultó la verdad. La señora Zulema sabía de esto y no tuvo reparos en declararlo abiertamente. Aparentemente Carlos Saúl Menem buscó de alguna manera con el contrabando de armas ganar el dinero necesario para arreglar cuentas con el narcotráfico. Pero la muerte de su hijo que no lo pudo lograr.

Libro de Christian Sanz y sus denuncias....continuará.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario