miércoles, 16 de marzo de 2016

SER HONESTO, TRABAJADOR, HONRADO Y RESPETAR LA ÉTICA NO VALE NADA EN PERÚ

Hans-Peter Firbas

Dedicarse a realizar una labor profesional al más alto nivel es poco valorado en Perú. Las negociaciones se basan en cerrar acuerdos los más beneficiosos posibles para las arcas de algunos señores, sentados en sus oficinas para pedir su tajada a cada proveedor posible. Es lo que manda. Dar un servicio en el rubro de las comunicaciones, que no salga de los límites de la ética, la honestidad y el respeto a la verdad es como moverse dentro de ‘Alicia, en el País de las Maravillas’

Sin embargo, el Grupo Firbas jamás perderá esas raíces de nuestros ancestros, quienes nos indicaron el camino correcto, donde el dinero y las ganancias inmerecidas no están en nuestra mente. Y ni pensar en una jugosa comisión. Seguiremos firmes en el ejemplo del Doctor Johann Firbas, quien una vez me dijo: “no tienes idea de lo que es caminar 30 kilómetros en la nieve descalzo.”

“Nunca sabrás lo que es no tener un pan o una bolsa de té. El gras y el pasto de los jardines nos permitieron sobrevivir. Nunca sabrás lo que es estar de un día a otro sin nada, sólo con la ropa que tenías puesta y nunca sabrás lo que es ver a tus familiares fusilados de espaldas por el simple delito de ser alemanes y en tiempos de paz. Nunca sabrás lo que es ver a tus hermanas de doce o trece años en…….nunca sabrás…….”

Así que lo que nos pasa es una caricatura. Que se guarden su trabajo en el bolsillo. La grandeza del pueblo alemán es tener la cara en alto, aunque diez rifles te apunten al cuerpo, sin haber hecho nada malo. Los más de 700 años de historia de la Familia Firbas permanecerá limpia, aunque seamos pobres.La riqueza es ver a mis hijos grandes, adultos, bien educados y estar con mi mujer 37 años. Y ahora mi perros. Soy muy feliz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario