lunes, 25 de julio de 2016

EL ASUNTO EN ALEMANIA DEBE SER ANALIZADO COMO PROBLEMA SOCIAL

HANS-PETER FIRBAS

Durante el día, tuve la oportunidad de hablar con la esposa de mi médico de cabecera, nacida en Rusia.. "Vas a ver Hans. Hoy comenzará una obra teatral de la situación en el país. Y los medios la van a vender como un problema con ISIS y el Islam para que Estados Unidos nos obligue a que nos metamos a una guerra que nunca aceptaremos." Luego en las noche mi hijo, conversando sobre el tema, señaló con precisión. "Alemania es un país próspero, de primer nivel y su pueblo es tan inteligente que nunca aceptará ser parte de un conflicto bélico que no nos corresponde y que además no lo necesitamos."

Cuando lo dijo, de inmediato entró a mi chip Estados Unidos, país que siempre recurre a construir guerras para hacer caja en la venta de armas, en el traslado de sus soldados y esa masa de movimiento económico para que reactive a USA, tratando de salir reiteradamente de esos baches de crisis monetaria. Simplemente pensé que Alemania ya sabe lo que es la guerra en carne y sangre propias y su pueblo está educado con profesionalismo, al igual que lo relacionado al sector salud. Alemania la está pasando bien.

Ahora, a concentrarnos en el kit del post. Estados Unidos va a seguir insistiendo en sus campañas a través de sus medios, para que cambiemos de actitud sobre el "problema con el ISIS". Hoy, nuevamente un sirio, recibido con amor, compasión, se le dio casa, comida y techo, se lo curaba sin costo en los hospitales germanos y ellos siempre estuvieron pendientes de que se sienta bien en Alemania, pero hoy hizo explotar su mochila bomba.

El comunicador social independiente les va decir que es un asunto estrictamente social, por la sencilla razón de que Alemania actuó en su momento, pensando en los desvalidos,en los millones de familias sin casa, al estado de salud que se encontraban. Lamentablemente, entre millones, la posibilidad de recibir basura e infiltrados del ISIS, así como sus contras o locos son muy altas.

El hecho que el ciudadano sirio haya sido rechazado por el gobierno alemán para recibir el estatus de refugiado, ha sido el motivo para que él la hiciera explotar. Su locura ya tenía dentro de su cerebro hace años. Mohammad Deleel, sirio de 27 años de edad. Con antecedes de paranoia y esquizofrenia, haber seguido un bien tiempo tratamiento psiquiátrico pagado por Alemania, además de sus otros gastos, tenía ya en su CV dos intentos de suicidio.

Al enterarme de este nuevo acto criminal, no atentado terrorista y les seguiré repitiendo lo mismo, abrí el famoso Google Search, escribí "sirio mochila bomba Alemania" y me dije que iba a ver sólo lo primero que saliera publicado, ya que no quería perder mi tiempo en confirmar por enésima vez la campaña periodística internacional para obligar a que nos metamos en la guerra. Para no hacerles perder el tiempo a ustedes también, diré que este artículo escrito por la colega Carmela Negrete, desde Berlín para El Periódico Internacional de España (digital) insiste en los mismo.

Yo puedo tener en Lima, Perú, en mi casa una bandera Alemana. Si quieren una bandera Nazi. Puedo tener fotos de Adolfo Hitler y tener una mente enferma. Un día voy a plaza San Miguel, un Centro Comercial cerca a mi domicilio y hacer explotar una bomba, logrando finalmente mi suicidio buscado, intentado dos veces con anterioridad. La prensa peruana no va a saldrá a decir mañana que Alemania es el culpable de lo que yo hice en Lima. Además un atentado busca asesinatos masivos, no una lista de algunos heridos y por allí dos muertos. Ética, responsabilidad e independencia. Verdadera razón de la existencia del comunicador social.

Es un asunto social, que Alemania sabía que podía suceder y no le importó asumir el pasivo de aceptar a millones de necesitados. Si eso es un delito, no lo sé. a continuación el tendencioso artículo, aunque usted tiene su propia mente y de ninguna manera permita que mis palabras lo manipulen. Tomen las pruebas, las evidencias y usted decide.


LA GUERRA NO ES UN DEPORTE DIVERTIDO.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario