jueves, 12 de octubre de 2017

ARGENTINA: LAS MALVINAS Y EL TIAR PARTE 1

HANS-PETER FIRBAS

La Conferencia de Chapultepec fue celebrada en la Ciudad de México del 21 de febrero al 8 de marzo de 1945. Argentina no aceptó participar en ella, debido a que esta tenía un objetivo netamente político y como siempre Estados Unidos estaba a la cabeza de esta. La conferencia fue convocada por México en momentos en que la Segunda Guerra Mundial se acercaba a su fin.

Como resultado de la conferencia se firmó el Acta de Chapultepec y otros documentos como la Carta Económica de las Américas y la Declaración de México, orientados a la creación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) en 1947 y de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1948. Argentina, gobernado por su Presidente Edelmiro Julián Farrell y al poco tiempo por Juan Domingo Perón tenían estrechos lazos con Alemania y los nazis. Quizás por eso no dudaron en decir que no.


Sin embargo, dos años más tarde, el TRATADO INTERAMERICANO DE ASISTENCIA RECÍPROCA sí fue refrendado por Argentina, ya que sus finalidades eran otras, entre las cuales destacaba el 3.1: " un ataque armado por cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos, y en consecuencia, cada una de las Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.

Durante la Guerra de Las Malvinas (82) Estados Unidos, Chile y Colombia se negaron a cumplir con este pacto aduciendo que su nacimiento tiene raíces defensivas y no ofensivas. Como dicen los "historiadores nefastos" Argentina atacó las islas y a Gran Bretaña. UNA NUEVA GRAN MENTIRA. En 1820, tras la independencia de la República Argentina como país libre y soberano y ante el total abandono de las islas por parte de los españoles, la Fragata Heroína tomó posesión de Las Malvinas y el Cónsul de Gran Bretaña en Buenos Aires aceptó la documentación referida a este acto.

Luego, las riquezas de Las Malvinas y los intereses de empresarios de Gran Bretaña por ellas le pusieron fin a la soberanía argentina el 20 de diciembre de 1832. Simplemente la invadieron, así como los británicos lo han hecho durante toda su existencia. Se la robaron a Argentina con el visto bueno de Estados Unidos, que dos años antes les había abierto el camino para el ataque.

No vamos a entrar en detalles históricos, que nos desviarían del asunto principal. Argentina, haciendo uso de sus derechos internacionales las recupera en 1982, aunque por motivos netamente políticos para ocultar el desastre del Gobierno Militar. Esa es materia de otro relato. Al igual que Alemania, Argentina sólo cometió el pecado de recuperar lo que era suyo.

Es cuando se convoca el TIAR, pero ya conocemos la podredumbre de Estados Unidos, país que se negó a asistir a Argentina. Chile hizo lo propio por conflictos fronterizos que mantenía con ellos y lo extraño fue que Colombia tampoco apoyó. De esta forma, Argentina, recibió total respaldo de Perú y tácitamente de la URSS, Brasil, Libia y Cuba, mientras los británicos de Francia, USA, Chile y Noruega.

LA INGRATITUD ARGENTINA CON EL PUEBLO PERUANO

Continuará........


No hay comentarios.:

Publicar un comentario