lunes, 25 de diciembre de 2017

PERÚ SE DESANGRA SIN REMEDIO


EDITORIAL:

Una vez más, los peruanos anteponemos nuestros intereses personales antes que los relacionados a los del bien común. En plena fiesta navideña, 'Noche de Paz, Noche de Amor´', parece una frase inválida para esta zona del planeta.

Mientras los políticos de todos los niveles están mucho más interesados en sus luchas partidarias, las cuales están sujetas a beneficios de poder y económicos de estos individuos, a quienes les importa un comino la unión,la convivencia, el respeto a diferentes posturas, las manos limpias, servir desinteresadamente a tus compatriotas y a tu país, sino más bien, hacer crecer sus arcas bancarias a costa de los más pobres y seguir el camino de la corrupción, del engaño, del irrespeto a la ley, a la ética y tratar de mantenerse a toda costa fuera de la cárcel.

Y para colmo los periodistas más influyentes están arrodillados como esclavos ante sus jefes, dueños de los medios de comunicación, quienes les ordenan su postura, su linea editorial, con tal de salvar su salario, aunque tengan que buscar mayor confrontación, con el único fin de aumentar sus ingresos en publicidad, sin interesarles que los más perjudicados somos nosotros y el Perú.

Para completar la trilogía, el ciudadano común siempre cree tener la razón, no escucha otras opiniones, porque se cree el dueño de la verdad, cuando la suma de pensamientos, el intercambio educado de información, de datos, denuncias, felicitaciones y otras actitudes, forman una nación grande, democrática y de compatriotas atentos para servir a su prójimo.

Les llega a la punta del cerro el Natalicio de Nuestro Señor, la riqueza de sabiduría, que la obtienes recibiendo educación y escuchando a personas mucho más preparadas. El Perú se desangra, gracias a los poderes del estado, a la prensa y a nosotros mismos, que nos alucinamos los más sabios del mundo y que no tenemos nada más que aprender y menos escuchar.

A semanas de la llegada del Papa, y de hoy, una fecha trascendental para que un humano sea portador del bien y no del mal. A qué extremo estamos llegando. Hace tiempo que nos venimos masacrando entre los integrantes de la Selección Nacional. Y los más descarados son los que acusan de mentiroso a alguien, cuando ellos han mentido miles de veces y encima cometido graves delitos contra la sociedad, inclusive asesinatos.

Denuncio el comportamiento destructivo dirigido por el demonio y ahora sí me detengo una semana.Una huelga en señal de protesta contra esa gentuza, que va terminar enviando a Perú a la liga distrital de fulbito de mano.


HANS-PETER FIRBAS.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario